Estrategia para disminuir la deuda de las vacaciones


Estrategia para disminuir la deuda de las vacaciones
Estrategia para disminuir la deuda de las vacaciones


Las vacaciones suelen ser ese periodo en el que todo se vale y a todo se da vía libre, ya que lo importante es disfrutar al máximo sin preocupaciones y, en el caso de los colombianos, vivir el “ahora” sin pensar en las deudas del mañana; por lo que las tarjetas de crédito y algunos préstamos de libre inversión pueden convertirse en los aliados de esta época.

Y aunque al inicio éstos facilitan muchas condiciones; cuando llegan las facturas, se empieza a sentir el remordimiento de haber gastado tanto (pero bueno, “se gozó”). Entonces, puede pensar en aplicar algunas estrategias para salir rápidamente de esa situación.

Igual, tenga por seguro que usted no es el único que vive una situación similar en este mismo momento. Lo primero que hay que hacer es saber el total de la deuda que tiene y la tasa de interés que maneja. Recuerde que entre más rápido pague, menos pagará en intereses.

Le recomendamos leer “Cómo saber hasta qué punto endeudarse”.
La estrategia

Verifique el total de toda su deuda: incluya si hubo préstamos, si usó la tarjeta de crédito, en qué lo hizo y a cuántas cuotas difirió el pago. Esto le permite tener un panorama amplio de lo que tiene que hacer, hasta dónde se debe “apretar el cinturón” y a qué deudas debe darle prioridad. 

La web Bank Rate, especializada en temas de dinero, sugiere que una vez supere el shock de saber cuánto debe y tenga definida toda esta información, el siguiente paso es abstenerse de endeudarse más; mientras se pone al día con lo que ya tiene.

Por ejemplo, así hayan sido pocas las compras realizadas con la tarjeta de crédito, no la use más hasta salir de las deudas que adquirió. Esta estrategia no sólo es con el fin de que no “agrande más el hoyo en su bolsillo”, sino también de que pueda tener un buen registro crediticio, es decir, mejorar su puntaje y su historial.

Pero hay un aspecto muy importante que debe tener en cuenta antes de hacer cualquier pago: verificar que los valores sean verdaderos y no le hayan realizado cargos extra que no correspondían. Según Forbes, cuando usted está de viaje suele prestar menos atención a los cobros que le hacen los comercios y esto se puede convertir en un error muy grave.

Y si llega a verificar que realmente le están haciendo cobros que no corresponden, comuníquese con el establecimiento esclareciendo las condiciones de pago.

Amy Freeman escribe en una publicación de Cesi Solutions otra posibilidad para ir saliendo poco a poco de la deuda: pague las deudas más grandes primero así como las que tienen una tasa de interés más alto. Si pidió un crédito y a la vez usó la tarjeta, considere ser muy puntual con los pagos de la tarjeta que suele tener intereses mucho más altos.

Incluso, verifique cuáles son esos gastos que puede pagar ya: una sugerencia es que sean aquellos menores de $100.000, ya que no vale la pena pagar altos intereses mes a mes por deudas tan pequeñas. Porque –en un ejemplo- si la compra fue de $100.000 y usted la difirió a 12 cuotas, va a terminar pagando casi $7.000 más de lo que realmente costó su compra, en solo intereses.

Aprenda a saber cuánto puede llegar a pagar con nuestra calculadora de tarjeta de crédito.

Luego de esto, también considere si puede hacer aportes adicionales apretándose un poquito durante los siguientes dos meses, es decir, si quizás sus cuotas quedaron de $150.000 mensuales, haga el esfuerzo que más pueda para que el pago sea mejor de $200.000 mensuales.

Esto le ayudará a salir mucho más rápido y, a la vez, entender que ese tipo de deudas no siempre valen la pena, por lo que tendrá que vivir luego. Esto también implica empezar a renunciar a “darse gustos” el resto del mes y hacer del “no puedo” una frase aliada. 

¿Por qué así? Simplemente haga cuentas de una salida promedio cuánto le puede costar: quizás entre $10.000 y $20.000, y si hace cuatro salidas de este tipo al mes, estaría perdiendo entre $40.000 y $80.000 que pueden ir directamente al pago de su deuda.

Lea también “Cinco productos y servicios en los que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

El truco

Sin duda, esta puede ser una valiosa enseñanza para el próximo periodo vacacional: no salga si está endeudado y no se endeude para salir de vacaciones. Todo puede ser mucho más fructífero y se puede disfrutar más si, al regreso, no tiene deudas pendientes para pagar que van a acabar con las energías que recargó durante 15 días.

A la próxima, procure planificar, ser mucho más consciente de su presupuesto y buscar opciones mucho más económicas que no le impliquen grandes gastos de dinero. 

Le sugerimos leer “¿Con muchas deudas? Aprenda cómo saber qué pagar primero”.







Entradas populares